Foto extraída del perfil de facebook de Gustavo Oviedo

A través de las gestiones realizadas por el presidente de la cooperadora, Gustavo Oviedo, se logró que empresas importantes hagan donaciones para el hospital “Dr. Heráclio Luna” de Macachín.

La historia parte de una triste experiencia que tuvo Gustavo Oviedo en su paso por el servicio militar en el año el 1981, y su posterior llamado en el ´82 durante el conflicto de las Islas Malvinas.

Anuncio

Gustavo hizo el servicio militar en Ciudadela, Buenos Aires, más precisamente en la artillería, “hace 40 años, estaba haciendo el servicio militar obligatorio, somos de esa época que nos tocó lamentablemente. En el ´82 me vuelven a convocar por Malvinas pero como hice el servicio en la artillería, tuvimos la suerte de quedarnos en el continente” cuenta en una entrevista realizada en La Mañana Del Sol, por FM Del Sol de Macachín.

Clase 62 en el servicio militar – Foto extraída del perfil de facebook de Gustavo Oviedo

Sin entrar en detalles, Gustavo contó que, en su caso, el paso por la “colimba” fue “muy traumático, sufrí mucho con el servicio militar, no la pasé muy bien. No es de mi agrado andar recordando anécdotas porque en el fondo eran casi todas ingratas con respecto a mí, a mi situación, a lo que a mí me pasaba. Fue terrible, terrible las cosas que pasé“.

El año pasado los compañeros de la clase ´62 que habían hecho el servicio con Gustavo, comenzaron a buscarse a través de las redes sociales para conformar un grupo de whatsapp y hacer reuniones virtuales donde recordar diferentes vivencias de la época del servicio militar, y del desarrollo de sus vidas durante estos 40 años. Fue así que Gustavo aceptó ingresar y asistir a las reuniones vía zoom que se llevan adelante los días martes a las 20 horas.

Reunión de la clase 62 vía zoom – Foto extraída del perfil de facebook de Gustavo Oviedo

En uno de esos encuentros se planteó la posibilidad de hacer acciones solidarias, y que los encuentros virtuales no sean solamente sobre anécdotas, “que nos convocáramos para hacer el bien a los demás, o ayudar a un comedor comunitario, una escuelita rural, un hospital o lo que sea, y bueno se prendieron y se creó una asociación de veteranos clase 62 de artillería, una asociación solidaria” explica Oviedo.

Una vez definido el fin de la asociación, comenzaron las gestiones; uno de los integrantes aportó una agenda de contactos de empresas “muy importantes” que rápidamente dieron el “ok” para poder colaborar con la primera acción que tuvo como beneficiario al hospital de Macachín.

Dos de las cuatro empresas y fundaciones comprometidas en enviar donaciones ya realizaron el despacho, y este pasado martes fueron entregadas por los integrantes de la cooperadora al doctor Maximiliano Bauer, director del hospital de Macachín.

“Una donación es del laboratorio “Elea”, que son medicamentos, y la otra de la empresa “Propato hermanos” que donó todo descartables hospitalarios. Fueron dos envíos muy importantes que ya se lo entregamos a Maxi” contó Gustavo.

Foto extraída del perfil de facebook de la Cooperadora del Hospital
Foto extraída del perfil de facebook de la Cooperadora del Hospital

Los insumos donados fueron parte de una lista de necesidades que se confeccionó con anterioridad para asegurar que los elementos puedan ser utilizados en su totalidad.

“De acuerdo a los pedidos que hizo el director del hospital, a las necesidades que tiene, las empresas respondieron. No es que van a enviar cosas que no van a ser utilizadas” enfatizó Oviedo, y agregó un ejemplo, “la señora de la Fundación Garrahan me dijo “te podemos mandar un respirador pediátrico”, entonces le aclaré que preferiría otra aparatología porque no contamos en Macachín con la terapia intensiva”.

Quedan pendientes dos envíos, el de la Fundación Garrahan y de una empresa que fabrica aparatos de diagnósticos por imagen. La empresa Transporte Sierra de Macachín realizó, y realizará, el flete de las donaciones sin costo alguno para la cooperadora. “Dejame agradecer a Transporte Sierra que colaboró desinteresadamente con la cooperadora para traer las donaciones” sostuvo Gustavo.

Integrantes de la Cooperadora – Foto extraída del perfil de facebook de Voces de Pueblo (Jorge Hevia)

De esta manera, de una triste experiencia hace 40 años atrás, se logró concretar la primera de las acciones solidarias de la clase 62 que hicieron el servicio militar junto a Gustavo Oviedo que es el presidente de la Cooperadora del hospital local.

Al respecto Gustavo dijo que siente “satisfacción” de poder seguir colaborando con el hospital. “En lo particular no me gustó mucho hablar de este tema, de lo que me pasó a mí, de volver a repetir esas feas sensaciones que me tocaron en el 81, pero bueno, ahora me encuentra más maduro, más grande y eso ya pasó. Las vueltas que la vida tiene me dio que este grupo ahora me den esta satisfacción de sumarse a colaborar, así que estoy re contento”.

Lo que me tocó vivir será que me tenía que tocar para formarme y ser la persona que soy hoy. Yo siempre fui de colaborar y ayudar solidariamente en todo lo que pueda, tanto cuando ejercí en la docencia como ahora en todas las instituciones en las que participo. Esperemos seguir logrando más cosas para el bien del hospital y de la comunidad toda, porque todos necesitamos diariamente del hospital, así que cómo no apoyar a estas instituciones” reflexionó.

“Esta movida que hicimos pretendemos que sea una caricia al alma por toda la labor que están haciendo, desde la mucama hasta el director, todos, porque todos están al frente de esta lamentable situación de la que esperamos salir adelante” finalizó.