Personal de la comisaría departamental de Miguel Riglos sorprendió ayer domingo a la madrugada a nueve jóvenes reunidos en una vivienda de la zona urbana. Estaban consumiendo bebidas, en su mayoría alcohólicas. A todos ellos y al dueño del inmueble que no estaba en ese momento en el lugar, se les inició una causa judicial por infracción al artículo 205 del Código Penal, por incumplir las medidas sanitarias dispuestas ante la pandemia de Covid-19.

Fuentes oficiales dijeron a este diario que cerca de las 2.30, un móvil con efectivos que patrullaban el ejido urbana escucharon música alta y luces en una casa ubicada en la calle Chile. En el lugar había una reunión de nueve amigos: ocho varones, de entre 18 y 32 años y una mujer de 24 años. Solo uno de todos ellos no es de Riglos, tiene domicilio en Catriló.

Anuncio

En el inmueble se secuestraron 16 latas de cerveza de 473 cm3; una botella de vidrio con fernet de un litro; una botella de plástico con gaseosa cola, de 1,5 litros; y una botella de vidrio de 750 ml de vino tinto.

En tanto, ayer la policía intentaba dar con el dueño de la casa para notificarlo junto a los otros jóvenes en una causa judicial en la que interviene el Ministerio Público Fiscal de Santa Rosa.

Otras infracciones.
Como viene ocurriendo en las últimas semanas, en la localidad se llevan a cabo operativos de control de vehículos en la zona urbana y en los accesos. Los procedimientos están a cargo del personal policial de la comisaría y de los destacamentos de Anchorena y Cereales. Además, participa el inspector municipal Benjamín Machado.

En el marco de estos operativos, también se iniciaron actuaciones judiciales por violar la cuarentena a otros tres vecinos de la localidad. A las 3.40 horas, una patrulla interceptó a un joven de 19 años en la vía pública. Adujo que volvía a su casa luego de haber estado en la vivienda de un amigo.

En tanto a las 4 horas, la policía paró en el cruce de calle Neuquén y avenida San Martín a un hombre de 42 años y una mujer de 28 años. Volvían a su domicilio luego de visitar a otros vecinos.

Secuestran un automóvil.
La policía de la comisaría de Miguel Riglos y la colaboración de las subordinadas de Cereales y Anchorena, llevaron a cabo distintos operativos de control vehicular en las rutas provinciales 14 y 1. En una de las intervenciones, en la noche del sábado, pararon a un auto en el que viajaban una mujer y un hombre de Macachín hacia Santa Rosa. No tenían permiso de circulación y además carecían de documentación del rodado, con lo cual fue secuestrado.

Voceros uniformados indicaron que alrededor de las 22, en la ruta provincial 14, a la altura del cruce con la ruta 3, interceptaron un Ford Fiesta, con una pareja de Macachín. Se dirigían a Santa Rosa a visitar familiares, pero carecían del permiso obligatorio para circular ante las medidas dispuestas por las autoridades ante la pandemia de coronavirus. Se les inició una causa judicial por infracción al artículo 205 del Código Penal Argentino, con intervención de la fiscalía de Santa Rosa.

Además, les labraron un acta de infracción por carecer de documentación del rodado y del carné de conducir. Se le dio intervención al Juzgado de Faltas local.