Un total de siete robos en el radio céntrico cometió una banda integrada por dos hombres y una mujer provenientes de Córdoba: gracias a un inhibidor de alarmas abrían distintos automóviles y se llevaban lo que encontraban. «Por suerte pudimos recuperar absolutamente todo», destacaron desde la Brigada de Investigaciones.

Se trata de dos hombres y una mujer de entre 30 y 35 años provenientes de Córdoba capital y con condenas judiciales anteriores por otros hechos. Fueron arrestados entre el martes y el miércoles gracias a distintos allanamientos, entre ellos en un departamento de la calle San Juan donde estaban alojados.

Anuncio

De acuerdo con fuentes policiales consultadas por LA ARENA, la banda llevaba varios días operando en Santa Rosa. «Se instalaron la semana pasada, se fueron, volvieron y finalmente fueron atrapados», explicaron los investigadores. Desde la Fiscalía, en tanto, señalaron que el trío ya había cometido otros hechos en meses anteriores.

«Tenían bien distribuidas las tareas: uno hacía de campana, otro inhibía con el dispositivo y el otro actuaba. Y en esto hay que destacar la colaboración espectacular de comerciantes y vecinos porque quedó todo filmado, registraron cada movimiento. Eso y la excelente tarea de la gente de la Seccional Primera y de la Tercera, que son las del radio céntrico. El servicio de calle estuvo atento, observó, vio y gracias a todo eso está súper comprobado lo que hacían».

Los delincuentes se movilizaban en un Ford Kinetic que fue secuestrado, mientras que uno de los hombres quedó alojado en la Primera, otro en la Alcaidía y la mujer en la Sexta.

«Elegantes y prolijos».
«Andaban muy elegantes, muy bien vestidos y prolijos, en un auto nuevo… En realidad parecían tres chicos paseando. Pero todo quedó registrado, más allá de los objetos de valor mucha gente se lamentaba porque les robaban trabajos de contabilidad o billeteras con todas las tarjetas y claves, en fin, todo un trastorno.

También habían robado celulares y hasta un GPS», detallaron desde la Policía.

Los tres involucrados en la causa serán formalizados hoy en el Centro Judicial y quedarán bajo prisión preventiva, una medida a adoptar para evitar una posible fuga.

La banda utilizaba inhibidores de cierres centralizados, que a su vez activan las alarmas de los vehículos. Con el dispositivo se logra que se inhiba la alarma y así el auto queda sin seguridad, a disposición de los delincuentes.