La información suministrada por el jefe de la comisaría departamental de la vecina localidad, comisario David Bazán, señala que en el día de ayer se solicitó la presencia policial en el barrio Evita donde un sujeto amenazaba con un objeto en la mano a otro.

Al lugar concurrió un motorista de la policía y el sujeto al advertir la presencia, trató de chocar a la moto policial y no acató la orden

Anuncio

La persecución terminó el domicilio de este sujeto quien descendió de su vehículo con un elemento de hierro con punta en la mano, amenaza al motorista e intenta agredirlo y no permite su demora, generándose una refriega frente a la vivienda. En ese momento arribaron otros dos efectivos policiales quienes lograron demorarlo.

El Ministerio Público Fiscal dispuso la demora del masculino, el secuestro del vehículo y recepción de testimonios. Simultáneamente el damnificado se apersonó en la sede policial y radicó la denuncia pertinente.

Por su parte, familiares del detenido se hicieron presentes en el lugar para hacerse cargo de la vivienda que se encontraba con la puerta deteriorada. También se aglomeró un grupo de jóvenes los cuales están plenamente identificados. Estos últimos, no contentos con el accionar policial que anoticiaba a los familiares de lo sucedido, comenzaron a arrojar piedras y a amenazar a la policía por lo que se realizaron disparos al aire para disuadir a las personas y que se retiraran del lugar. Este grupo continuó con las amenazas e insultos además dañaron un patrullero que resultó con el parabrisas roto.

En ese momento se produjo la demora de otro sujeto quien no supo interpretar la presencia policial en el lugar y atentó contra los efectivos intentando agredirlos con un hierro.

Producto de todo esto, uno de los efecticos policiales resultó con una lesión de carácter leve en una de sus extremidades.

En resumen, se demoró a dos sujetos, se secuestraron los elementos contundentes y se secuestró un automóvil. A su vez se constató que uno de los detenidos era la tercera vez que violaba el asilamiento social, preventivo y obligatorio.

Se iniciaron causas por amenazas, atentado, resistencia a la autoridad, lesiones y daño al estado provincial.