Alfredo Fernández dijo reclamó públicamente una suerte de flexibilización de la cuarentena, aun en un contexto en el que cada jornada se supera el record de casos de coronavirus en la provincia.

El intendente de Quemú Quemú, Alfredo Fernández, les pidió a las autoridades del Ministerio de Salud de La Pampa no aislar por 14 días al contacto del contacto estrecho de un caso positivo de COVID-19. El argumento es que se complicaría la actividad laboral de las personas que son aisladas. Además, dijo que “hay personas que no cuentan con quien estuvieron en contacto por miedo a complicar al otro en la parte laboral”.

Anuncio

El Ministerio de Salud de La Pampa comunicó el 1 de octubre a todos los centros de salud, públicos y privados de la provincia que tanto los contactos estrechos de casos positivos de COVID-19, como los contactos de estos contactos estrechos, deberán ser aislados durante 14 días. Hasta antes de esta resolución, solo los contactos estrechos eran aislados durante dos semanas y los contactos de contactos podían estar menos tiempo aislados, dependiendo de la evolución de los estrechos.

Fernández dijo que realizó un pedido de flexibilización de los días de aislamiento para contacto de contacto estrecho al Ministerio de Salud y a la Secretaria de Trabajo.

“El ministro Kohan me dijo que están evaluando nuestra situación. Los contagios han venido de las actividades permitidas, partidos de fútbol, asados, no hemos tenido fiestas clandestinas. Yo estuve aislado por un asado que compartí con 9 personas, y uno era contacto B de un positivo. Esas son las cosas que tenemos que rever para que no sea tanto el tiempo del aislamiento”, afirmó.

Explicó que “el objetivo final que es cuidarnos y que no haya contagiados dando vueltas no está sucediendo. Entendemos que es lo que recomiendan los profesionales, pero acá sabemos que a los contactos de contactos a las 72 horas los liberan en Santa Rosa y en Pico. Queremos cuidar la salud, pero también queremos trabajar”.