Un vecino de General Pico fue víctima de una estafa telefónica que lo damnificó en una suma de 3.5 millones de pesos. Lo habrían realizado a través de más de una docena de transacciones bancarias.

El hecho ocurrió durante los últimos días, cuando un hombre recibió un llamado telefónico en el que, como en tantos otros llamados, le ofrecieron el acceso a un beneficio. Sin embargo, para acceder a él, le indicaron que debía realizar una serie de trámites en el cajero automático.

Anuncio

El hombre hizo caso a las indicaciones, y los estafadores accedieron a los datos que les permitió hacer una serie de movimientos bancarios, a través de los cuales lo despojaron de 3,5 millones de pesos. Esto lo habrían hecho a través de más de una docena de transacciones bancarias.

Hace pocos días, el damnificado se dirigió al Palacio de Tribunales de esta ciudad, donde radicó la denuncia en sede de Fiscalía. La causa la investiga el fiscal general Armando Agüero.

Los investigadores siguen los rastros de las cuentas a las cuales se giró el dinero en varias transferencias. De esta manera, se busca identificar a los autores del hecho.

Desde Fiscalía, más de una vez advirtieron entregar datos bancarios a extraños que se comunican de manera telefónica, muchas veces alegando ser representantes de organismos oficiales.