(Anguil) – Un hombre fue detenido el domingo a la tarde en la ruta nacional 5, en inmediaciones del acceso de Anguil, luego que un automovilista llamó a la policía porque el conductor de un auto le había apuntado en dos oportunidades con un arma de fuego. Se trataba de una pistola de aire comprimido, similar a la de 9 milímetros. El denunciado recién ayer fue liberado.

Fuentes de la subcomisaría local indicaron a este diario que el hecho se inició alrededor de las 17 horas. Un muchacho (28 años), domiciliado en Anguil, volvía a la localidad desde Lonquimay al mando de un Fiat Duna, junto a dos niños, y al pasar por La Gloria le habría tocado bocina al conductor de un Volkswagen Gol que salía del pequeño poblado para tomar la ruta nacional 5, advirtiendo que no lo haga.

Anuncio

Presuntamente este accionar habría molestado al hombre que manejaba el Gol, que le mostró un arma de fuego y luego lo siguió, hasta que pudo alcanzarlo cerca de Uriburu, donde se le puso a la par y le apuntó. El conductor del Duna, asustado por la situación, y los gritos de los niños que lo acompañaban, se tiró a la banquina y dio aviso a la policía.

Dos patrullas interceptaron el Gol antes de llegar al acceso de Anguil. Allí, una mujer que acompañaba al conductor (44), le dijo a los efectivos policiales que era una pistola de aire comprimido, y entregó el arma en forma voluntaria. Tenía cinco balines en el cargador. El detenido es de Santa Rosa, aunque por trabajo durante la semana se encuentra viviendo en Lonquimay.

Tras la denuncia formal del automovilista, el acusado quedó detenido, alojado en la subcomisaría de Anguil. Afronta una causa judicial por «amenazas con arma», e interviene la fiscalía de delitos contra las personas de Santa Rosa. Ayer al mediodía el hombre fue notificado en libertad. En tanto el arma y el auto quedaron secuestrados.

Juntada.
Por su parte, personal de la subcomisaría de Anguil desbarató una reunión clandestina el domingo a la madrugada en una vivienda, y notificó a siete personas -de entre 17 y 26 años- por infracción al artículo 205 del Código Penal, debido a que incumplían las medidas dispuestas por las autoridades nacionales y provinciales ante la pandemia de Covid-19.

Cerca de las 2.20, los efectivos policiales arribaron a una casa de la calle Estrada esquina Médici, y allí se encontraron con el encuentro ilegal. Según informaron los voceros, cinco personas fueron encontradas en la casa, mientras que dos escaparon y las encontraron minutos después.