El hecho ocurrió en un campo en la zona de la localidad de Rancul. Los furtivos, de General Pico, cazaban con 7 canes sin papeles.

A pesar de estar vedada la actividad, y de las restricciones por el COVID-19, furtivos siguen practicando la caza ilegal en el Departamento Rancul. En un operativo policial, se identificó a cuatro personas oriundas de la ciudad de General Pico.

Anuncio

El comisario Javier Resch, jefe policial de la Departamental Caleufú, detalló que “en el marco de los patrullajes rutinarios que se realizan para la prevención de todo tipo de delito en zona rural, se iniciaron actuaciones por infracción a la ley 1194”, ya que, en la madrugada del pasado martes, “en la estancia “La Armonía”, ubicada en Lote 4, en el Departamento Rancul, jurisdicción de esta Unidad, había personas dentro del predio practicando la caza de jabalí”.

En diálogo con el portal Zonal Noticias, Resch explicó que “ante esta situación, se trasladó personal policial de Caleufú, Pichi Huinca y La Maruja, hallando una pick up y procediendo a la identificación de cuatro personas de la ciudad de General Pico, quienes efectivamente se encontraban cazando jabalíes con 7 canes, careciendo de las libretas sanitarias de los animales, el permiso de caza y las autorizaciones del dueño de campo pertinente, en plena veda de temporada”.

El personal policial labró las actas correspondientes, “procediendo al secuestro de cuchillos y linternas. Todos estos elementos quedan a disposición de la Dirección de Fauna Provincial”, dijo el jefe policial.