El consumo en La Pampa cayó en el primer trimestre de 2019 un 10,5% respecto a igual período del año anterior. Los más castigados en nuestra provincia fueron el sector de productos electrónicos y artículos para el hogar (-34,5%) y comestibles, dentro de los que se destacan los alimentos preparados y rotisería (-20,8%) y verdulería y frutería (-19,1%).

Los datos fueron revelados por el economista Sebastián Lastiri, en su último informe de coyuntura pampeano.

“Este efecto es consecuencia de la pérdida del poder adquisitivo. El salario real no logra recuperarse producto de una inflación que no da tregua, afectando directamente a los trabajadores, cuya capacidad de compra es cada vez menor mientras los precios no detienen su crecimiento”, explicó.
Anuncio