A las 00.05 de ayer martes, un menor de 15 años que intentó suicidarse fue trasladado por personal policial, inconsciente, al Hospital Evita, donde fue reanimado.

Fuentes policiales señalaron que «si bien lo ideal es que se aguarde al personal de Salud, las líneas telefónicas en ese momento no funcionaban, o estaban saturadas, y los oficiales no dudaron, lo trasladaron al centro asistencial junto a la mamá, donde los médicos pudieron estabilizarlo».

Anuncio

La Policía recibió el llamado de una mujer, en los primeros minutos de ayer, indicando que «su hijo de 15 años se había retirado de su domicilio en Maggi al 1500, con una soga y con intenciones de quitarse la vida».

Al arribar al lugar, en un descampado adyacente, el personal policial se encontró con una mujer que «hacía señas con desesperación», según indicaron fuentes de la fuerza. «Al verificar, se constató que se trataba de la madre del menor mencionado, quien se encontraba tendido en el suelo, inconsciente».

Asimismo, indicaron que «la mujer manifestó que lo había encontrado pendiendo de la rama de un árbol, con la soga en su cuello. Seguidamente, teniendo en cuenta el estado del joven y que las líneas de emergencia se hallaban con desperfectos, el personal policial procedió a trasladar al menor en el móvil, junto a su madre, hacia el Hospital Evita».

«Ya en el nosocomio, el joven fue reestabilizado por personal médico, y se solicitó la presencia de personal de la Unidad Funcional del Área de Niñez, quienes quedaron a cargo de la situación».

Traslados.
Asimismo, fuentes de la Seccional Primera explicaron que «si bien en móviles policiales no se deben trasladar a personas hacia centros asistenciales, sino solicitar y aguardar el arribo de personal profesional médico idóneo, se evaluó la situación de emergencia, más el problema de comunicación que había en ese momento en la ciudad, y se tomó la decisión de subir al móvil policial al menor y trasladarlo lo más rápido posible al centro asistencial más cercano».

En un primer momento, llegó al lugar un móvil con los sargentos Julio Sosa y Carlos Campos, quienes dieron aviso del hallazgo inmediatamente a los oficiales de servicio. Al llegar al lugar, el oficial inspector Hernán Díaz y el oficial ayudante Matías Palomino, fue Díaz quien tomó la decisión de trasladar al menor inconsciente junto a su mamá al hospital más cercano», concluyeron.