Elecciones_Octubre

En días cierran los plazos para presentar alianzas para las elecciones presidenciales y de legisladores nacionales en La Pampa. En la provincia el escenario será similar al de los comicios del 19 de mayo, y estarán marcado por la polarización nacional. Todos buscan por estas horas sus candidatos a diputados nacionales: el PJ y sus aliados que llevarán la fórmula FF y Cambiemos con la puja de espacios con Macri a la cabeza.

El 12 de junio cierra el plazo para presentar alianzas para las elecciones nacionales y el 22 de junio tendrán que estar los candidatos a presidente y en La Pampa de diputados nacionales para competir por dos cargos en el Congreso. La pelea central en la provincia ya se dio el 19 de mayo. Ahora viene una de menor intensidad y despliegue, pero en la que cada sector juega también lo suyo.

Anuncio

El Frejupa busca nombre

No habrá grandes novedades en el escenario electoral pampeano. El Frejupa se mantendrá unido casi en su totalidad, solamente está en veremos el massismo. El PJ pampeano debe seguir en la provincia lo que defina el PJ nacional. O sea, encolumnarse detrás de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández. Ya lo adelantaron el gobernador Carlos Verna y el electo Sergio Ziliotto: el apoyo será para FF. Es la línea nacional del PJ de buscar la unidad frente a la división y alinearse detrás del sector del peronismo que consideran ganador y que impulsará la boleta local.

¿Quién será el candidato o candidata que encabece? Saldría de un fino equilibrio entre la decisión del vernismo gobernante y la venia del kirchnerismo nacional. Será el legislador que le sea necesario al gobierno provincial, o el que necesite la fórmula FF de llegar a la presidencia. Posiblemente un vernista “bien visto” por el kirchnerismo. Como en 2017, lo definirá el gobernador Verna, buscando un candidato con algún consenso que mantenga atada la unidad de todo el PJ. La idea será la o el candidato de la unidad, compitiendo con las listas periféricas que siempre se presentan. Y seguramente la puja de alguna línea con pretensiones.

Del lado de Cambiemos

El otro campo de la polarización, el no peronista, tendrá nuevamente a la coalición Cambiemos. Los dos aliados, la UCR y el PRO, continuarán el frente nacional en La Pampa. Por ahora solo hubo algunos contactos extraoficiales para empezar a cerrarlo. Las relaciones no son las más fluidas pasada una campaña donde hubo más diferencias que acuerdos entre los socios.

La UCR ya plantó bandera en la Convención Nacional en la que se ratificó a Cambiemos. Ahora fortalecida por ganar la interna de febrero frente al PRO buscará quedarse con el diputado nacional. Todos hablan de promover la unidad y una sola lista de consenso. Pero la interna y las diferencias entre espacios, ya histórica, se mantiene. Se buscará no dividir voluntades frente al PRO, aunque a diferencia de 2017 ahora no es tan urgente dados los resultados electorales.

Por un lado estará como candidato Martín Berhongaray que avisó que irá a buscar la banca en el Congreso. Sería respaldado por los Altolaguirre en Santa Rosa y dirigentes del interior. Consideran en su sector que es el nombre puesto por estar instalado y contaría con el apoyo del municipio de Santa Rosa que hasta diciembre manejará el sector. Es “su momento”,

afirman. Desde la otra vereda le achacan no haber jugado en la elección provincial y analizan que los Altolaguirre quedaron golpeados tras la dura derrota frente al Frejupa.

Otro sector es el que tiene como cabeza al diputado electo Francisco Torroba, fortalecido hacia adelante por los diputados conseguidos por su sector y el apoyo de algunos intendentes. Desde esa línea hablan de listas de consensos, pero también tienen sus propios nombres, como el ex candidato a vicegobernador Luis Evangelista o Hugo Pérez.

También está la línea que responde a Daniel Kroneberger. El ex candidato a gobernador tiene en su haber, más allá de la diferencia que le sacó el Frejupa, haber caminado la provincia, haberse puesto al frente de la boleta en su situación compleja y estar instalado por la campaña provincial. Analizan dirigentes radicales que podría ser él mismo el candidato a diputado. Y hay que ver qué hará el senador Juan Carlos Marino, sacudido por algunos escándalos en su entorno.

Y finalmente está el otro socio de Cambiemos, el PRO y sus aliados en la provincia. El espacio fue derrotado en la interna de febrero por el radicalismo, pero mantiene su base con cuatro diputados (uno más de los conseguidos hace cuatro años) y seis intendentes del sector. Los voceros hablan de sostener una lista amarilla pura, con candidata o candidato propio. Los principales nombres, como Carlos Mac Allister que continúa siendo el dirigente central del espacio y quien maneja los contactos con el macrismo nacional, o Martín Maquieyra, no estarán esta vez en la boleta. Los otros con intenciones de postularse, entre ellos “las viudas”, los diputados que quedaron sin cargo en la Legislativa, son nombres sin peso específico.

Quedan apenas días para definir los nombres de los candidatos a legisladores nacionales. La elección que valía para La Pampa ya pasó. Ahora las fichas se mueven para la segunda batalla que será mucho menos atractiva. Esta vez la presidencial se lleva todo puesto.