Por Dai Azzaro – Estudiante Lic. en Comunicación Social (UNLPam en Territorio)

Formaron una cooperativa y en un año lograron que el 90 por ciento de los vecinos separe los residuos diarios. “No es basura, es trabajo, dignidad y pan”.

Anuncio

“Reciclamos y cuidamos el planeta, por todos los que lo habitamos, por nuestra dignidad, porque estamos convencidos que es el camino para tener un mundo mejor. Por vos, por los que vienen”, sostienen desde Bella Flor, la cooperativa de reciclaje de Macachín.

La cooperativa encargada de llevar a cabo el tratamiento de los residuos en la localidad, fue declarada de interés municipal, social, económico y sanitario por su programa “Macachín recicla”. La decisión fue aprobada días atrás por unanimidad en el Consejo Deliberante local, lo cual representa un hito histórico para la provincia de La Pampa y, particularmente, para la comunidad macachinense.

Una salida colectiva

Un 90 por ciento de los vecinos de Macachín se suman con la separación de los residuos. Este significativo aporte, es parte de los objetivos que plantean los trabajadores de Bella Flor: “Porque no es basura, es trabajo, dignidad y pan. Por ello invitamos a todos a separar tus residuos en casa, todos somos responsables. La única salida siempre fue, es y será colectiva”.

La Cooperativa lleva aproximadamente un año y medio trabajando con la separación en origen, lo que ha permitido que el 90% de la población implemente las medidas que posibilitan a su vez una mayor dignificación para quienes trabajan con el material en la planta.

Logros

Desde el primero de Julio de 2019, al primero de Julio del corriente, se generaron un millón de kilos de residuos. De este total, se han salvado 900 mil kilos, que no fueron incinerados. Es uno de los grandes logros de quienes día a día tratan los residuos que los vecinos producen en sus domicilios: “hemos logrado alcanzar objetivos que en otras partes son imposibles de realizar”, manifestó a InfoHuella uno de sus referentes.

Agradecidos con el poder Ejecutivo y Legislativo por su accionar en la creación de la Ordenanza 689, que ubica a la localidad en el marco de la Ley Nacional 25.916 de gestión de residuos domiciliarios, el equipo de trabajo de la Cooperativa Bella Flor continúa trabajando. Ahora, más que nunca, su lema toma vida día a día: “no hay justicia social, sin política ambiental”.