Sergio «El Mono» Nardelli, el CEO de la empresa al borde de la quiebra Vicentín, murió en la noche de este miércoles de un infarto en su casa de la localidad de Reconquista.

El empresario, uno de los principales accionistas de Vicentín, tenía 59 años de edad.

Anuncio

Nardelli estaba casado y tenia 3 hijos. Desde hace años estaba al frente de la agroexportadora que se encuentra atravesando un momento económico y financiero muy delicado, que derivó en febrero pasado ingresar en convocatoria de acreedores.

Nieto de uno de los fundadores de la empresa con sede en Avellaneda, provincia de Santa Fe, el empresario había encabezado los contactos con el Gobierno nacional y con otras autoridades para oponerse al plan de intervención y expropiación de la compañía, que luego fue desactivado por el propio Alberto Fernández, luego del rechazo de muchos sectores de la sociedad.

Sergio Nardelli, más conocido como “el Mono”, era hijo de una Vicentín, y reemplazó a Alberto Padoán en el cargo, aunque en rigor fue parte de una conducción familiar colegiada entre los principales herederos. Lo acompañaron como Directores y parte de la conducción de la empresa, los dos hijos de Padoán: Máximo y Cristian.

Por su parte, Gustavo Nardelli, hermano del “Mono”, está siendo investigado en la causa del otorgamiento de líneas de créditos a Vicentín por parte del Banco de la Nación Argentina.