El gremio denunció que el municipio les quitó el “descanso” a los trabajadores, que consistía en durante una semana dejar de correr tras el camión y recolectar otros residuos sentados en la caja de una camioneta.

La gestión municipal de Eduardo Castex atraviesa otra vez un conflicto con los trabajadores municipales representados por ATE. El municipio no quiere pagar el adicional por “insalubridad” a los trabajadores de la recolección de residuos, quienes decretaron el cese de actividades. La intendenta Mónica Curutchet amenazó con despedirlos y mandó a hacer el trabajo a otros jornalizados. Ante esta situación, ATE realizará una movilización y escrache al municipio el próximo martes.

Anuncio

Los acuerdos entre la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y la intendenta de Eduardo Castex, Mónica Curutchet (Cambiemos), duraron hasta que llegó una nueva audiencia por la conciliación obligatoria, para tratar los temas pendientes sobre el trabajo de los recolectores de residuos en la localidad.

castex ate 2

El pasado viernes se realizó la audiencia, por Zoom, donde no hubo predisposición al acuerdo por parte de los representantes del municipio castense. “Teníamos que tratar varios puntos, como el pase a planta de los compañeros, la ropa de trabajo y la suma fija por insalubridad”, contó a El diario Blanca Oyarzún, secretaria gremial de ATE. “Con una buena predisposición de los trabajadores, se acordó el pase a planta para el año que viene”, agregó al dirigente pero el problema surgió con la suma fija.

“Nosotros pedimos 4000 pesos, como reconocimiento al trabajo que realizan y esperábamos una contrapropuesta del municipio pero como a la reunión no se presentó ni la intendenta Curutchet ni el secretario Ordoñez, eso no pasó”, explicó la gremialista. De la reunión solo participó por el municipio la asesora legal Norma Saucedo (“siempre apurada, muy poco serio para una conciliación obligatoria”, indicó Oyarzún). La funcionaria se comprometió a dar una respuesta en las próximas 48 horas hábiles.

Blanca indicó que además pidieron “que devuelvan al servicio el tercer camión, porque “le sacaron los descansos, que era dejar de correr tras el camión y andar sentados en la camioneta que recoge los residuos del hospital, y también le quitaron una semana de vacaciones. Es decir, estaban trabajando ocho compañeros cuando son 12, hay cuatro lesionados, y en dos camiones cuando eran tres”.

Amenazas

Los días pasaron y no hubo novedades, hasta que la intendenta protagonizó un incidente con los trabajadores. “El martes pasado, a las 6 de la mañana, la intendenta Curutchet fue al playón a decirles a los compañeros que no les va a pagar nada, que estaban cobrando bien y hasta un sobre sueldo de 12.000 pesos, lo cual es mentira”, relató Oyarzún. “Los maltrató y amenazó con echarlos a todos, como los de la planta de reciclado”, agregó.

Ante tal situación, desde el pasado miércoles los trabajadores de la recolección de residuos están en cese de actividades, lo que no frenó la actitud de la jefa comunal. “Ayer (por el miércoles) hicieron la tarea otros trabajadores de barrido y eso lo denunciamos a la Secretaría de Trabajo: dos personas por camión, todo ilegal. Está explotando a los compañeros. Y hoy (jueves) volvió a hacer lo mismo, exponiendo a trabajadores que no están capacitados para esas tareas”, manifestó la dirigente de ATE.

Por todo lo relatado, los trabajadores y el gremio realizarán una protesta. “El próximo martes, a las 11 de la mañana, haremos una marcha y escrache ante el municipio”, adelantó Oyarzún y culminó indicando que “otros sectores del municipio se sumarán a la protesta, cansados de la forma de actuar de la intendenta”.