Pablo Parra, a quien un jurado popular declaró por unanimidad haber sido el autor del femicidio de Agustina Fernández, escuchó la condena a prisión perpetua, única pena posible para el femicidio. En el juicio de cesura, las partes plantearon la aplicación de la prisión preventiva.

Según La Mañana de Cipolletti, la figura delictiva por la que fue hallado culpable tenía como única pena la prisión perpetua, por lo que la audiencia que se llevó a cabo a partir de las 8.30 en los tribunales cipoleños era un formalismo requerido para llegar a la sentencia. El juez Guillermo Baquero Lazcano ya le había anticipado a Parra la pena que recibiría en la última audiencia del juicio.

Sobre este día, histórico para la familia de Agustina, la mamá de la joven asesinada, Silvina Capello, posteó un emotivo mensaje en sus redes sociales.

“Hoy es el día que tu femicida recibirá la perpetua, nada, nada te devuelve a nosotros, elijo creer que estás en todos lados, en todas las señales que esta semana me enviaste, que siempre, siempre me haces reír…hoy elijo creer…te amo mi niña dame fuerzas para seguir”, escribió la mujer en su cuenta de Facebook.