Sergio Ziliotto_verna_2019

Por Norberto G. Asquini

En los últimos días el gobernador Sergio Ziliotto informó que va a ser el próximo presidente del Partido Justicialista en La Pampa. Las preocupaciones de la gente, y de las gestiones, pasan por cómo enfrentar el día a día de la pandemia y la cuarentena, pero lentamente, así como se va liberalizando el aislamiento, también la política va buscando cierta normalidad en las actuales condiciones.

Anuncio

La designación de autoridades del PJ a nivel nacional y distrital se debía realizar a comienzos de mayo, pero ocurrió lo que todos sabemos, y quedó en suspenso. Ante los vencimientos de los actuales mandatos, la estructura partidaria se había puesto en marcha para evitar una intervención judicial. Un tema que parece inoportuno ante tantas urgencias, grafica la periodista Gabriela Pepe.

Las listas de unidad se van a dar en todas las jurisdicciones, aunque haya dirigentes que disputen cargos como ocurre a nivel nacional entre Jorge Capitanich y José Luis Gioja para titular del Justicialismo. No hay margen para una disputa interna. En su momento, gobernadores como el tucumano Juan Manzur o el sanjuanino Sergio Uñac propusieron al presidente Alberto Fernández para ese lugar. Pero se desistió de ese camino. Algunas provincias, como Río Negro, ya adelantaron una lista de consenso. Los aires de unidad son también la norma del panorama partidario pampeano.

En La Pampa “lo natural” es que fuera Ziliotto el presidente de la principal (central y hegemónica) fuerza del Frejupa, la coalición gobernante. No siempre el gobernador presidió el partido, pero ahora son nuevos tiempos. Se unifica con su designación la cabeza del gobierno con la partidaria. Se centraliza y concentra el poder en el mandatario, el primero de la era pos generación 83. Para que no queden dudas. Se da rumbo también a la renovación partidaria y se apuntala la gobernabilidad.

El anuncio de que presidirá el PJ no fue una novedad. Sí la oficialización. Desde febrero, cuando comenzaron las charlas sobre la renovación partidaria, en Casa de Gobierno ya se tenía pensado que Ziliotto fuera el que encabezara la estructura del PJ. Se había charlado con Carlos Verna, quien fue renuente siempre a asumir ese cargo partidario, y había apoyado la decisión. Desde marzo también se oyeron las primeras voces que lo proponían, como el diputado Tato González o el intendente Pascual Fernández. Después llegó el impasse de la pandemia. Ahora, luego de cómo piloteó la provincia en momentos de emergencia sanitaria, fue mucho más fácil que fluyera su figura.

La nueva estructura del PJ también dará cuenta de la reconfiguración del PJ en la etapa de la gestión ziliottista. Será la síntesis política de los nuevos tiempos. En un primer momento el histórico Rubén Marín se mostró molesto por lo que se venía, que no lo tenía en los planes. Hoy ya tiene asumido que hay que hacerle camino a los que vienen. Y están ocupando lugares en la gestión.

Hacia adentro habrá novedades: seguramente el kirchnerismo tendrá el segundo lugar, o lugares destacados, como aliado del vernismo y por su peso en la capital provincial y sus relaciones a nivel nacional. Los intendentes serán los presidentes de las unidades básicas, en la mayoría de los casos. Algunos jefes comunales, los más jóvenes del Club de los 40, y que son varios, piden pista en la renovación. Actualizar las instancias partidarias como se hizo con las dirigenciales. Se analiza en el entorno de Ziliotto que salvo en alguna unidad básica de Santa Rosa, dónde siempre hay algún grupo periférico por fuera de la estructura, se impondrán los consensos y la unidad. Se vertebra así al nuevo justicialismo. Un paso más de los nuevos tiempos que se están viviendo.