El Ministerio de Salud provincial desarrolló de manera virtual una reunión con el equipo de trabajo de la cartera y, en ese marco, se insistió en la importancia de la «detección temprana» de los casos. A su vez, se advirtió que se está llegando al límite de ocupación de camas pese al aumento de la disponibilidad y se evidenció el cansancio del personal.

Según informaron oficialmente, el encuentro estuvo encabezado por el ministro Mario Rubén Kohan y el subsecretario Gustavo Vera y contó con la participación de referentes de nivel central y efectores locales de toda la provincia.

Anuncio

«El objetivo del encuentro fue destacar y reforzar las estrategias implementadas para fortalecer el equipo de salud, los cuales trabajan incansablemente bloqueando los contagios y brindando asistencia a cada una de las pampeanas y pampeanos que residen en la provincia», indicaron.

En esa línea, se insistió en la importancia de la «detección temprana» de los casos para «dar respuesta a tiempo, aislando los casos confirmados y sus contactos estrechos, ofreciendo la terapéutica que corresponde según cada caso». A su vez, se remarcó la importancia de contar «con información transparente lograda a través del fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica, que se ha descentralizado, de manera tal que genera información oportuna para la toma de decisiones y las acciones en consecuencia».

Incidencia de casos.

Por otro lado, se aclaró que «con el fortalecimiento de la notificación logramos una incidencia de casos alta por cada cien mil habitantes, pero real con una de las tasas más bajas de letalidad que presumiblemente puedan relacionarse al abordaje oportuno de los casos a pesar de la alta demanda, distintas modalidades diagnósticas, así como a la disponibilidad de la diversidad de terapéuticas a emplear, la vacunación priorizando grupos de riesgo y al esfuerzo humano y profesional de cada uno de las personas comprometidas del gran equipo de trabajo».

Por otro lado, durante el encuentro se destacó el incremento en la disponibilidad de camas, aunque «como se advirtió desde un comienzo, este recurso tiene un límite al cual se está llegando. También se recordó la suma de diversas estrategias que, aunque requieren la toma de decisiones difíciles se han llevado a cabo (ejemplo postergación de cirugías programadas), asegurando que de requerirse, se pondrán en práctica otras que se están evaluando según situación epidemiológica».

En el intercambio de información, también «se puso en evidencia el agotamiento de los equipos de trabajo y la evidente realidad de que las estrategias terminan cuando el inextensible recurso humano no alcanza».

Hubo 394 contagios.

La Pampa registró 394 nuevos contagios este domingo y sumó otras seis muertes a causa del virus. A su vez, el número de internados en unidades de Terapia Intensiva se mantuvo en 55.
Desde el Ministerio de Salud publicaron un nuevo reporte anoche, luego de finalizar con el procesamiento de 1.392 muestras en laboratorios y centros de salud. De esta manera, el índice de positividad diario tuvo un incremento y se ubicó en torno al 28,3 %, por encima del porcentaje recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De las 394 muestras que resultaron positivas, 220 en Santa Rosa, 37 en Toay, 31 en General Pico, 20 en 25 de Mayo, 12 en San Martin, 10 en Eduardo Castex, 6 en Macachín, 4 en Catriló, 4 en La Adela, 4 en Luan Toro, 4 en Conhello, 4 en Arata, 3 en Luiggi, 3 en Anguil, 3 en Vertiz, 3 en Jacinto Arauz, 3 en Puelén, 3 en Embajador Martini, 3 en General Campos, 3 en Bernardo Larroudé, 2 en Trenel, 2 en Acha, 2 en Doblas, 2 en Ataliva Roca, 2 en Bernasconi, 1 en Realicó, 1 en Colonia Barón, 1 en Caleufú y 1 en Sarah. A su vez, desde Salud aclararon que 90 «se encontraban aislados por ser considerados contactos estrechos» y 304 están en investigación epidemiológica.

Por otro lado, confirmaron la muerte de seis pacientes: una mujer de 56 años oriunda de La Adela, una vecina de Alvear de 59, un piquense de 83 y un una piquense de 67, una mujer residente en Realicó de 69 y otra de 82 oriunda de 25 de Mayo.

Más de 35 mil casos.

Con los últimos contagios confirmados, la provincia superó la barrera de los 35 mil contagios registrados y llegó a 35.060. De ese total, 5.403 permanecen activos, 464 han fallecido y 29.193 se han recuperado. Este domingo recibieron el alta médica 307 personas y otras 14.669 se encuentran en aislamiento estricto.
En relación a las personas internadas precisaron que son 241, de las cuales 55 se encuentran en Unidades de Terapia Intensiva (UTI). Según el detalle, 38 están en General Pico (26 en modulares y 12 en terapia intensiva) y 60 en el CEAR y los Modulares de Santa Rosa (17 en UTI, 14 en clínica médica y 29 modular). Además, en las Terapias Intensivas 1, 2 y 3 del hospital Lucio Molas hay 18 personas alojadas, mientras que en las UTI del subsector privado hay 8.

En clínica médica del hospital Evita hay 13 internados, en el de Acha 10, en el de Castex 13, en el de Toay 12, en el de Parera 3, en el de Victorica 7 y en el de Guatraché 2. En tanto, en el hospital de Santa Isabel hay 3, en el de 25 de Mayo 1, en el de Realicó 8, en el de San Martín 3, en el de Luiggi 4, en el de Colonia Barón 8, en el de Trenel 2 y en el de Doblas 2.

También hay 2 internados en el hospital de Telén, 5 en el de Alvear, 3 en el de Quemú Quemú, 7 en el de Macachín, 2 en el de Jacinto Arauz, 2 en el de Riglos, 1 en el de Catriló, 3 en el de Bernasconi y 1 en el de La Maruja.

Pico, como Santa Rosa.

La ciudad de General Pico tiene casi la misma cantidad de muertos por coronavirus que la ciudad de Santa Rosa. El dato es sorprendente si se tiene en cuenta que la ciudad del norte tiene 57.669 habitantes (Censo 2010) y la capital provincial 103.241. Para el último sábado, los piquenses habían sufrido 6.995 contagios desde el inicio de la pandemia, con 106 fallecidos. Santa Rosa, en cambio, tuvo 12.351 casos y 111 muertes.

Tomando esos datos como base, puede verse que la mortalidad (muertes en relación a la población total) de Covid-19 en Pico fue del 0,183 %, mientras que la de Santa Rosa se ubicó en el 0,107. La letalidad (muertes en relación a la cantidad de enfermos) fue del 1,51 % en la ciudad del norte provincial y del 0,89 % en la capital de la provincia.

Hasta el sábado, en lo que va del mes de mayo, General Pico había reportado 22 decesos por Covid-19, mientras que Santa Rosa, en el mismo lapso de tiempo, había reportado 16.

Tomando las muertes desde el inicio de la pandemia, la tercera ciudad de la provincia con más víctimas fatales es 25 de Mayo, con 25 víctimas; seguida por General Acha, con 23; Intendente Alvear, con 18; Eduardo Castex, 17; Macachín, 14; e Ingeniero Luiggi, 10.