Con el objetivo de atenuar los efectos de eventuales salidas de servicio del Acueducto, la empresa Aguas del Colorado arrancó en mayo del año pasado la construcción de tres nuevos tanques de 5 millones de litros.

De esa manera, a mediados de 2022 la ciudad habrá duplicado su cantidad de reservas de agua potable.
En el mismo terreno en el que están ubicados los tres característicos tanques que se observan sobre la avenida Circunvalación en su esquina con Palacios, 26 operarios de la empresa Aguas del Colorado trabajan en la construcción de un nuevo tanque. La estructura tendrá la capacidad de albergar 5 millones de litros de agua potable.

Anuncio

«La idea es que vayamos de a poco aumentando la cantidad de reservas de agua con obras que tienen su costo. La idea es que para mayo ya esté listo este tanque y podamos avanzar con los otros», dijo a LA ARENA Juan Mecca, titular de la empresa Aguas del Colorado Sapem tras una visita que realizó un equipo periodístico a la obra.

Duplicar capacidad.
Cada vez que el Acueducto Río Colorado sale de servicio por alguna falla en algún punto de su trayecto, generalmente Santa Rosa y otras ciudades sufren por horas y hasta días enteros la consecuencia de abrir las canillas y que no salga nada. Por eso, la Provincia licitó la construcción de tres nuevos tanques cisterna para almacenar agua.

«No va a ser la solución definitiva pero con las tres cisternas podríamos ir paleando la falta de agua en ocasiones en las que salga de servicio el Acueducto», sostuvo el funcionario al tiempo que indicó que en mayo se terminará la construcción de la primera cisterna, que tiene un avance más que importante, y en ese mes se empezará a trabajar de lleno en la segunda. Para mitad de 2022 estará, entonces, el tercer tanque operativo.

«Hoy en día Santa Rosa tiene tanques para almacenar 17 millones y medio de litros de agua, y una vez que tengamos los tres tanques operativos esa capacidad se duplicará ya que tendremos espacio para otros 15 millones más de litros», destacó Mecca.

Estimativamente, cada vez que el Acueducto sale de servicio, los 5 millones de litros de agua alcanzan para abastecer a una porción de la ciudad por casi un día, con lo que ni bien estén operativos los tanques ese margen se incrementará y, de esa manera, se reducirán las posibilidades de que el agua escasee por varios días.

Visita.
Ayer por la mañana, un equipo de LA ARENA visitó la obra donde se construye el primero de los tres tanques. Se estima que en tres meses estará terminado.

Según explicaron los ingenieros a cargo de la construcción, las paredes de la impresionante mole miden 6,5 metros de alto por 35 metros de diámetro. Sobre las paredes, precisaron que fueron construidas con un hormigón especial denominado «H35», que tiene una resistencia muchísima mayor al hormigón convencional «H21» que se suele utilizar para veredas o paredes hogareñas.

La imponencia de la «mole» puede ser graficada por medio de algunos datos que surgieron durante el periodo de construcción. Según los ingenieros, hizo falta utilizar entre ocho y nueve camiones con hormigón para levantar apenas un cuarto de la estructura del tanque. Además fue necesaria una imperiosa organización debido a que el material no puede permanecer más de 10 minutos sin recibir el resto del material ya que, caso contrario, las placas no se unirían.

El interior de la estructura está conformado por 40 columnas y varios tabiques sobre los que se posará el cerramiento superior. Luego, el tanque será tapado con tierra ya que ayuda a mantener la temperatura del agua una vez que esté operativo.