Un total de 12 acopiadores de granos de La Pampa son parte de los 2638 acreedores de la empresa Vicentin, que podría ser expropiada por el Estado nacional. Entre ellos está la cooperativa agropecuaria de Macachín, tres empresas de Pico, dos de Riglos, dos de Parera y las restantes en los pueblos de Quemú, Luiggi, y Catriló,.

Todos en el ambiente agropecuario son conocidos. Pero algunos más que otros. Por ejemplo, se encuentra La Marianita S.A., una empresa de Catriló. Según pudo confirmar el portal Diario Textual, se encuentra controlada por la poderosa Lartirigoyen S.A. El grupo santafesiono le adeuda 5.119.506 pesos. «Para Lartirigoyen, la verdad, es una ganga», resumieron en Catriló ante una consulta de ese portal.

Anuncio

Los datos figuran en el expediente y fueron publicados por Juan Chiummiento en Punto Biz. En un mapa, ya figuran los datos individuales sobre cada uno de ellos, desde su dirección exacta hasta el monto de los créditos que hoy están litigando en la Justicia.

La información se presenta en una infografía interactiva, que permite comprender el impacto geográfico del default. Los puntos en el mapa representan a cada uno de los 2.638 acreedores, modificándose su tamaño en función del tamaño de la deuda.

Atreucó Cooperativa, de Macachín, aparece con una acreencia de 988.237 pesos.

En Pico, por su parte, hay tres firmas: Fedea S.A, por 77 millones, siempre los datos de Punto Biz; Pelayo Agronomía S.A. tiene cheques sin poder cobrar por 7,7 millones de pesos; y Granos del Oeste, por 3,75 millones.

En Parera, por su parte, se cuenta el acopiador Fernando Ciorda, con 3,2 millones, y Rodolfo y Sergio Escudero por 426 mil pesos.

En Luiggi está sufriendo El Campo S.A., con 23 millones de pesos. A su vez, en Riglos hay dos: Trimag, con 380.754 pesos y Fideicomiso Cosechas del Sur, con 3.061.728 pesos.

En tanto, en Quemú, la firma Vicentin tiene una deuda de 1.150.304 pesos con Cereales Quemú, controlada por la familia Bataglia.