La agenda del Ministerio de Salud liderado por Carla Vizzotti empezará a definirse hoy durante la reunión que mantendrá la funcionaria con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en Casa Rosada. Fuentes oficiales confirmaron que Cafiero recibirá a las 10 en su despacho de la Casa Rosada a Vizzotti, quien asumió formalmente el sábado como ministra, tras la salida de su exjefe y antecesor Ginés González García, el viernes último.

Ayer en declaraciones radiales, Vizzotti anticipó que elevará a la Jefatura de Gabinete una propuesta «de monitoreo, información periódica y recomendaciones de cómo vacunar escalonadamente a la población estratégica» contra el coronavirus, en una gestión que, además, tendrá en foco profundizar las negociaciones para recibir nuevas dosis. El encuentro de hoy apuntará a «diseñar la agenda de actividad que llevará a cabo la cartera sanitaria», indicaron voceros oficiales.

Anuncio

Vacunatorio.
En diálogo con Radio 10, la ex secretaria de Salud marcó «la centralidad absoluta de la campaña de vacunación» en la tarea que inicia y evaluó que «la confianza en la vacuna y en la campaña no deberían sufrir ningún impacto», luego de la salida de González García. Además, Vizzotti aseguró que «de ninguna manera funcionaba un vacunatorio VIP ni no VIP en el ministerio» y que, en cambio, se trató de una «situación puntual», en alusión a la polémica suscitada luego de que el periodista Horacio Verbitsky reconociera haber recibido una dosis en la cartera de Salud.

«De ninguna manera es una situación habitual, ni hay un vacunatorio paralelo, ni se reservan vacunas para una situación privilegiada», respondió firme la funcionaria, que negó versiones periodísticas en ese sentido. Además, explicó que el Ministerio de Salud «le provee habitualmente al Hospital Posadas» dosis para todo el calendario vacunatorio y garantizó que «de ninguna manera se reservan vacunas» para una estrategia determinada.

En dos sentidos.
Vizzotti, quien hasta ahora se desempeñaba como segunda en el ministerio, habló de «un plan en dos sentidos» sobre los objetivos de su gestión. Por un lado, «transparencia», a partir de la trazabilidad que hay de cada vacuna una vez que ingresa al país, y por otro lado, reafirmó que se elaborará un documento en la Comisión Nacional de Inmunizaciones para dejar bien asentado quiénes serán «los grupos prioritarios para recibir la vacuna».

La nueva ministra explicó que «el Estado adquiere el 100% las vacunas y los distribuye a las jurisdicciones, que son los responsables de implementar la política de vacunación». Pero además el Ministerio de Salud conserva «un stock estratégico por si hay un brote, por si hay un accidente con las vacunas y se necesita reponerlas, y para trabajar con hospitales y ministerios nacionales», agregó.

Personal estratégico.
Consultada sobre la cantidad de intendentes de oficialismo y oposición que se vacunaron sin estar incluidos en los grupos de riesgo, recordó que se trata de «personal estratégico» para el manejo del Estado. «Un intendente es personal es estratégico, la discusión es cuándo y para qué» se vacuna, planteó la funcionaria, que aclaró que ella misma aún no se vacunó. «La decisión es de cada distrito», insistió en cuanto a las prioridades locales, pero remarcó que deberían ser atendidas las recomendaciones nacionales.

«Esto excede oficialismo y oposición», siguió Vizzotti y consideró que la inoculación de funcionarios puede ser evaluada como algo «que genera confianza en las personas para que se vacunen o como un privilegio». En este sentido, relató que cuando recién llegó la vacuna Sputnik V, «políticos de primera línea decidieron vacunarse para generar confianza» en la población. La ministra consideró que «la confianza en la vacuna y la campaña no deberían sufrir ningún impacto» tras las vacunaciones conocidas este fin de semana.

(Télam)