General Pico (Agencia) – La explosión de una cubierta de un camión provocó heridas de diversa consideración a dos gomeros que trabajaban ayer por la mañana en el barrio El Molino. Uno de los heridos fue trasladado inconsciente.

El accidente ocurrió en una gomería de la calle 108 entre 31 y 33, donde un padre y sus dos hijos intentaban cambiar una rueda a un camión Mercedes Benz 1518 de la firma Pulverizaciones Anamic SRL, que se encontraba cargado con pesticidas en su chasis.

Anuncio

En el lugar trabajaban el hombre de apellido Godoy junto a sus dos hijos, cuando por motivos que se tratan de establecer una de las cubiertas duales que intentaban retirar explotó. La onda expansiva habría desprendido también alguno de los tornillos que aseguran la rueda, causándole lesiones de consideración al padre y uno de sus hijos.

Según indicaron testigos, Eduardo Godoy, de 30 años y uno de los hijos del dueño de la gomería, sufrió las heridas de mayor consideración y fue trasladado en estado de inconsciencia por una ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas. También su padre resultó afectado por la explosión, pero su estado no era tan grave.

Los primeros indicios recabados por la policía apuntan a que el joven gomero no solo recibió el choque de la onda expansiva de la explosión, sino que también podría haber sido lesionado por uno de los tornillos o esquirla que volaron en el mismo momento.

Fuentes del Hospital Gobernador Centeno indicaron horas más tarde que Godoy padre fue sometido a diversos estudios y curaciones, para recibir el alta médica sobre el mediodía. En el caso de Eduardo Godoy, hasta ayer a la tarde permanecía internado en Sala de Guardia bajo evaluación de los profesionales del nosocomio para determinar su evolución.

El joven gomero se encontraba estable y al parecer las consecuencias sufridas no fueron las que se temieron al momento de su traslado. En el lugar trabajo personal de la Comisaría Segunda y de la Agencia de Investigación Científica (AIC).