La narradora brindó el taller denominado “Contar con la voz” ayer por la tarde en el salón de conferencias de la cooperativa agropecuaria de Macachín donde hubo particpación de personal de los CDI de General Acha, Doblas y Macachín, y de otras instituciones educativas locales.

La actividad estuvo organizada por el Centro de Desarrollo Infantil (CDI) “El tren de las sorpresas”, y la biblioteca popular “Eros Dardo Nicola Siri”, con el apoyo de la Municipalidad de Macachín, y estuvo destinada a docentes de todos los niveles y público en general.

Anuncio

En la apertura del taller la directora del CDI, Liliana Antinori brindó sus palabras de agradecimientos, “a todos la participación, y en especial a Maryta porque salir e ir a los pueblos del interior implica una predisposición que no todos la tienen, por eso muchas gracias.”

“Pensamos en ofrecer estas capacitaciones gratuitas porque consideramos que el municipio, y el estado, debe estar presente, y lograr nexos con las instituciones locales en este caso la biblioteca, para poder unificar criterios” agregó Antinori.

Maryta Berenguer explicó que las gestiones para su llegada a Macachín partieron de la invitación que le realiza la directora del CDI, Liliana Antinori, tras conocer su predisposición manifestada a miembros de la comisión de la Biblioteca local.

Sobre la capacitación, la escritora y narradora, explicó que “a través de estrategias, herramientas y ejercicios, puedan ir incorporando recursos para poder contar en sus lugares de trabajo”.

Además comentó que Argentina es uno de los países donde más narradores existen y donde se difunde de forma amplia la actividad. “Esto es así porque los que fuimos llamados “los históricos“, y que comenzamos a narrar hace tiempo, hoy tenemos escuelas de narración”.

Berenguer fue la encargada de brindar hace algunos años atrás dos seminarios de herramientas narrativas, con dos años de duración cada uno, en la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) de donde egresaron varios narradores, con el título de “Narrador escénico y lector en voz alta”, entre las que se encuentran Ana Patricia Martínez, Prudencia Álvarez y Violeta Wilberger de Macachín.

“Mi objetivo es que la pasen bien, después perderle miedo a la exposición porque eso es lo que más inhibe; el sentir vergüenza, lo primero que hago es derribar esa pared. A partir de esto les puedo demostrar que, a partir de imágenes, todos somos capaces de contar” concluyó Maryta.